SIDA Y ABUSO DE LAS DROGAS: BLOQUEAR LA EPIDEMIA

Por eso, se consideró que la educación para la salud y la educación pre- ventiva contra el sida constituían dos retos de gran importancia que era menester afrontar. Al contrario, la educación para la salud y la preven- ción deben facilitar no sólo que se abor- de el problema y se hable de él, sino también que se estimulen los debates, se responsabilice a las comunidades para forjar vínculos de solidaridad y se ela- boren instrumentos. Ante el sida, la eficacia es una cuestión de vida. Para ello tiene que movilizarse la comunidad internacional en su conjunto, es decir, los Estados, evidentemente, y también la sociedad civil y el sector priva- do. Inglés y francés. Una de ellas es que las respuestas eficaces para enfrentar el sida deben considerar la rea- lidad mundial tal cual es y no como debería ser. La segunda, es que la condena o la represión de los grupos con riesgo de infec- ción del VIH, sólo sirven para aumentar la estigmatización e inci- tar a comportamientos clandestinos arriesgados y no impiden la difusión de la epidemia. En la actualidad, países han declarado la contaminación por el VIH entre los consumidores de drogas inyectables. Primero, hay que prevenir el abuso de drogas, centrando los esfuerzos principales en la prevención dirigida hacia los jóvenes.

Conocer personas - 1595

Collation : 131 p. illus.

Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. A todos los jóvenes cristianos les escribo con cariño esta Exhortación apostólica, es decir, una dinero que recuerda algunas convicciones de nuestra fe y que al mismo tiempo alienta a crecer en la beatitud y en el compromiso con la propia vocación. Pero puesto que es un hito dentro de un acceso sinodal, me dirijo al mismo tiempo a todo el Pueblo de Deidad, a sus pastores y a sus fieles, porque la reflexión sobre los jóvenes y para los jóvenes nos convoca y nos estimula a todos. Aun los jóvenes no creyentes, que quisieron participar con sus reflexiones, han propuesto cuestiones que me plantearon nuevas preguntas. Rescatemos algunos tesoros de las Sagradas Escrituras, donde varias veces se habla de los jóvenes y de cómo el Señor sale a su encuentro. En una época en que los jóvenes contaban poco, algunos textos muestran que Dios mira con otros ojos. Gn 37, Sin embargo, Deidad le comunicaba cosas grandes en sueños y superó a todos sus hermanos en importantes tareas cuando tenía unos veinte años cf.

Leave a Reply