POR QUÉ LOS HOMBRES QUIEREN SEXO Y LAS MUJERES NECESITAN AMOR

Correo Cuando Terri Conley, psicóloga social, se puso a investigar sobre las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de tener sexo casual, se encontró con un mito en el que quiso profundizar: biológicamente, a las mujeres les gusta menos el sexo casual que a los hombres. SAVAGE X FENTY Esa especie de afirmación extendida, que lo que hace es idealizar la forma en la que las mujeres tienen relaciones sexuales en las que parece imprescindible un vínculo emocional, fue la que se encargó de desmitificarlo. Por si alguien tenía alguna duda, no, no hay nada en nuestro ADN que nos frene a la hora de tener sexo casual. Sí, nos gusta el sexo sin ataduras emocionales tanto como a los hombres, aunque, para todas aquellas heterosexuales, son ellos el problema que termina derivando en una falsa creencia. Y no lo digo yo, fue a la conclusión a la que llegó la psicóloga con su investigación. Tras una encuesta entre alumnos de diferentes universidades estadounidenses, averiguó que la principal razón por la que las mujeres evitan este tipo de sexo es porque, aunque afirmaban elegir en función de quién les parecía que podía ser buen amante, lo cierto es que ya tenían claro -antes de acostarse con él- que el sexo no iba a ser bueno. Por otro lado, los hombres que fueron encuestados, llegaron a contestar -si se trataba de un rollo de una noche- que su acompañante llegara al orgasmo no era algo que les preocupara.

Mujer buen cuerpo - 789673

Hay 50 comentarios

Para ser unos buenos amantes tanto los hombres como las mujeres deben de tener en cuenta ciertos aspectos, porque no solo hay que pensar en disfrutar uno mismo, si no que la otra persona también goce, pasarlo bien los dos juntos y llegar al orgasmo. Mujeres hay de todas clases -hombres también-. La cara rebelde de la moneda es la asistenta atrevida, la que se lanza fault miedo y provoca que la centro de los hombres se asusten, como si no les gustara las mujeres con las cosas claras. Sea como fuere, cada una cuenta con unas necesidades diferentes y el hombre de turno tiene qué saber como tratarla. Da igual que la conozcas de esa misma noche porque hacerles arrepentirse como una reina les gusta. Ellas quieren que se les bese y acaricie mucho, cada centímetro de su cuerpo, las nuevas experiencias, posturas, anatomía la que tome las riendas entretanto se hace el amor.

Consecuencias que no tenemos en cuenta

Para ello voy a tratar de actuar un resumen analítico capítulo por capítulo, haciendo incapié en los aspectos que estimo de mayor interés desde el punto de vista sexológico: Capítulo I La historia comienza con el matrimonio entre Clifford Chatterley y Constance Connie en Su luna se miel duró un mes. Él se marcha a la guerra y a los seis meses vuelve destrozado físicamente, en arnés de ruedas e incapacitado de cintura para abajo. Efectivamente inicia una relación ocasional con Michaelis un joven irlandés enriquecido con sus obras de auditorio.

Leave a Reply