ENCUENTROS SEXUALES SIN COMPROMISO

Historias de Tinder «Quien a cierta edad busque sexo en Tinder La semana pasada descubrimos la historia de Silvia, de 42 años, que se ilusionó de un chico que desapareció de repente y del que tuvo noticias tres meses después cuando, para su sorpresa, le encontró Hoy traemos el relato de Iker: Me llamo Iker y tengo cincuenta años, recaí en Tinder para probar suerte y ver si conseguía ligar, ya que había vuelto a la soltería tras una larga relación. En realidad, si de alguien quiero reírme es de mí mismo. Sobre esta aplicación me gustaría tratar tres aspectos diferentes: la adicción que provoca, su uso en el extranjero y un pequeño experimento que he hecho. Una de los problemas que puede generar esta app, o por lo menos las diez primeras veces que te la instalas, es la adicción. Hay un momento en el que puedes mirar si el 'match' en caso de que con suerte tengas alguno te ha escrito o si hay alguien nuevo interesante a cualquier hora de la madrugada o del día. De paso me voy a apuntar al Tinder». Es posible que cuando estén viendo vuestras fotos y leyendo la cita que tanto os inspira, en realidad no estén en un lugar idílico sino en el mismísimo retrete.

Conocer gente - 836635

Leave a Reply