¿QUÉ PASA CON LAS MUJERES QUE HABLAN RÁPIDO Y «COMO UNA METRALLETA»?

La Ley de Dependencia, de reciente creación en España, tiene como objetivo precisamente reducir algunas cargas de las cuidadoras y cuidadores de las personas dependientes en las familias, ya que el trabajo no remunerado que realizan las mujeres en el hogar les impide acceder a trabajos que requieran dedicación exclusiva. Hasta la fecha no se han encontrado otras políticas que debiliten tanto la explotación económica y la subordinación social que las medidas de acción positiva. En efecto, la producción alimenticia de subsistencia, el trabajo informal, la emigración o la prostitución son actividades económicas que han adquirido una importancia mucho mayor como opciones de supervivencia para las mujeres. Y que éstas son las herramientas de los gobiernos para amortiguar el desempleo y la deuda externa. Sin embargo, no se puede desconocer que las grandes perdedoras de esta nueva política económica son las mujeres. En efecto, patriarcado y capitalismo se configuran como las dos macrorrealidades sociales que socavan los derechos de las mujeres, al propiciar la redistribución de los recursos asimétricamente, es decir, en interés de los varones. En España hay ocho millones de pobres, de los cuales la mayoría son mujeres.

Mujeres para pobre - 251570

Otros textos

Nos lo tenemos que hacer con aceleración y hay que hablar como una metralleta porque si no, no lo colocas». Si trazamos paralelismos lógicos y causales con la realidad interseccional del feminismo, no todas las mujeres sienten esa urgencia de hablar como una metralleta. La portavoz, que ahora ya no alza la voz y ha suavizado su discurso como ha acción Pablo Iglesias desde Podemos, rebajó todos los agudos de su entonación y se tomó con bastante calma un alegato televisivo en el que defendía reclamar el Nobel de la Armisticio para Donald Trump tras el abordaje al Capitolio. Lo hizo tranquila, sonriendo con dulzura mientras pronunciaba la habla «ma-ni-pu-la-ción«, como si nos cantase una nana-ASMR en una clara disociación entre el qué y el cómo de su mensaje. Deborah Cameron , una de las principales sociolingüistas de Gran Bretaña, ha puesto el foco en precisamente esto en sus investigaciónes académicas. En el concepto de dominio conversacional y cómo se relaciona lenguaje, género y sexualidad.

Leave a Reply