VISOR DE OBRAS.

La verdad es la realidad de las cosas. Cuando las conocemos como son en sí, alcanzamos la verdad; de otra suerte, caemos en error. Conociendo que hay Dios conocemos una verdad, porque realmente Dios existe; conociendo que la variedad de las estaciones depende del Sol, conocemos una verdad, porque, en efecto, es así; conociendo que el respeto a los padres, la obediencia a las leyes, la buena fe en los contratos, la fidelidad con los amigos, son virtudes, conocemos la verdad; así como caeríamos en error pensando que la perfidia, la ingratitud, la injusticia, la destemplanza, son cosas buenas y laudables. Si deseamos pensar bien, hemos de procurar conocer la verdad, es decir, la realidad de las cosas. Un sencillo labrador, un modesto artesano, que conocen bien los objetos de su profesión, piensan y hablan mejor sobre ellos que un presuntuoso filósofo, que en encumbrados conceptos y altisonantes palabras quiere darles lecciones sobre lo que no entiende. Por fin, si tomamos una cosa por otra, como, por ejemplo, si creemos que son blancas unas vueltas que en realidad son amarillas, mudamos lo que hay, pues hacemos de ello una cosa diferente. Cuando conocemos perfectamente la verdad, nuestro entendimiento se parece a un espejo en el cual vemos retratados, con toda fidelidad, los objetos como son en sí; cuando caemos en error, se asemeja a uno de aquellos vidrios de ilusión que nos presentan lo que realmente no existe; pero cuando conocemos la verdad a medias, podría compararse a un espejo mal azogado, o colocado en tal disposición que, si bien nos muestra objetos reales, sin embargo, nos los ofrece demudados, alterando los tamaños y figuras. Ciertos hombres tienen el talento de ver mucho en todo; pero les cabe la desgracia de ver lo que no hay, y nada de lo que hay. Una noticia, una ocurrencia cualquiera, les suministran abundante materia para discurrir con profusión, formando, como suele decirse, castillos en el aire.

Donde conocer gente - 424338

El criterio / Jaime Balmes

Heraldo Material humanitario para Ucrania recogido por la Comarca de la Ribagorza. Semejante y como advertía el secretario all-purpose de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos en Aragón, No se va a poder frenar una alza de precios generalizada. La subida de precios, sumada a temor a la escasez o carencia de algunos género, ha hecho a muchos ciudadanos revivir el nerviosismo de los primeros días del confinamiento decretado al inicio de la pandemia, que derivó en compras masivas y estanterías de supermercados vacías. Solo que, esta vez, no es el papel higiénico una de las principales 'víctimas' de la compra compulsiva, sino artículos como el aceite de girasol, cuya importación tiene su origen en gran medida en Ucrania, y que desaparece de los almacenes entretanto las instituciones llaman a la aplomo, los ciudadanos buscan artículos que sirvan como sustitutos y el país generador alerta de que la guerra podría causar una crisis alimentaria mundial. Incrementos de precios a los que se ha sumado también el de la luz, que estrenaba un galimatías de factura el pasado junio, que denial ayuda a ahorrar. También subió el salario mínimo interprofesional, de euros se redondeó a 1. A estas novedades se sumó la reforma de las cotizaciones a autónomosque contempla el pago de una cuota mensual que va de los 90 a los 1. También las pensiones estrenaron reforma a comienzos del Apenas un par de meses antes, HERALDO hablaba con tres pensionistasun jubilado penalizado por retirarse antiguamente de tiempo, una autónoma a la que una lesión le dejó cheat una pensión mínima y una jubilada reciente, que resumían cómo les afectaba la nueva normativa de pensiones.

Leave a Reply